domingo, 18 de julio de 2010

CHICO Y CHICA

Siempre pensé en las millones de formulas que pueden existir de "chico y chica". Es que quizás siempre se puede llegar a un chico y chica. También se puede hablar de chica y chica o chico y chico (y más hoy) pero sería difícil diferenciarlos en los que hoy planteo.

Chico y chica se conocen por casualidad. Chica ve a chico esperando el colectivo, lleva en la mano un libro (el que ella tiene en su mochila). Chico le sonríe al ver que chica mira su libro y le hace un chiste con respecto al título de este.
Chica ríe. Chico también.
Chico deja pasar su colectivo inventando que espera el mismo que chica.
Chico y chica comienzan el viaje (aunque chico jamás llegará al trabajo ese día).

O sino, chico camina por la plaza. Chica cambia el rumbo de su rutina, está apurada, en vez de seguir por la vereda decide cruzar la plaza en diagonal por más de la profunda oscuridad de la noche.
Los caminos que chico y chica llevan en la plaza indican que no se cruzarán, chico casi llega al final de una de las esquinas, cuando chica recién entra por la esquina más lejana de la diagonal contraria.
Chica avanza rápidamente. Chico está por llegar a la calle cuando recuerda que no devolvíó la película al videoclub que cierra a las 9:00. Son 8:55. Chico corre rápidamente por el camino que ya recorrió. Chica llega casi al centro de la plaza. Su vestido se engancha en un banco a casi dos metros de la intersección de las diagonales. Chico vuelve a mirar su reloj. Se apura. Chica logra destrabar su vestido y da ocho pasos cuando choca con chico. Todos los libros de chica caen al piso. Chico suspira y se disculpa. Chica está enojada (aun no vio a chico). Chico la ayuda. Chica mira a chico. Chico mira a chica.

Para dar inicio a estas notas a la fábrica de nubes les presento un chico y chica particular. Están invitados a crear un chico y chica (no importa si es real, inventado, robado o basado en una tonta comedia romántica)

Chico encuentra a chica.
Chica se va. No vio a chico.
Decepción.
Chico permanece inmóvil en ese instante.
Chica espera afuera por "x" motivo (¿qué produjo esa x?).
Chica y chico están a menos de cincuenta metros sin saberlo.
Chico parte hacia las profundidades de la noche.
Chica se mantiene parada frente a la inmensidad del mundo que la rodea, sin ver pasar a chico frente a sus ojos.
Chico camina hacia atrás para volver a ver a chica.
Chica ríe (felicidad).
Chico y chica felices ¿para siempre?¿o desde siempre?
Chico y chica tenían que encontrarse en ese preciso momento. Sin saberlo compartieron espacios, situaciones, especulaciones, sentimientos, y sobre todo colores. Chico era para chica tanto como chica para chico.

Chico buscaba a chica, pero no la encontraba.
¿Qué buscaba chica? ¿A chico?

Chico y chica vivieron felices para siempre (¿utopía?).
O chico y chica marcaron diferentes rutas a sus caminos. Quizás uno de los dos pensaba que sus destinos no estaban tan separados como para tomar distintos caminos. O que podían ir primero a uno y después al otro por más que estén a millones de kilómetros, con tal de ir juntos.
Chico o chica quiere o no quiere desprenderse de chico o chica.
Chico se pregunta como se llega al punto en el que la otra persona no quiere saber que el otro existe. Siente como es borrado, como desaparece, aprende a desaparecer (aunque no sabe como), no es nada, deja de ser para quedar varado en ese instante en el que quedó cuando chica se fue a los cinco minutos de haberla encontrado por primera vez. Chico prefiere que paren el mundo porque se quiere bajar.

4 comentarios:

  1. me super gusto!
    soy Flopi bobo, ahi te sigo. Asi es como haces amigos, aprentando en "seguir". mas te vale que lo hagas con mi blog tmb!

    ResponderEliminar
  2. Ivo de mi alma (el primero)
    estás al borde del surrealismo, me encantó
    lo indescifrable también,
    claro que te sigo y quiero!

    ResponderEliminar
  3. Chico mira a Chica en la recepción de una boda de la amiga de su hermano.
    Chica es bellísima.
    Chico se acerca a Chica.
    Chica lo mira y le sonríe.
    Chico le dice "Nosotros podríamos llevarnos bien si vos cumplieras las expectativas de quien yo creo que vos podés ser."
    Chica le sonríe "Es verdad. También es verdad que está boda no hubiera podido suceder antes de este 14 de Julio y que mi pareja se molestaría un poco si te viera pisando el vestido con el que caminaré al altar."

    ¿Pasa en la vida, pasa en el cine?

    Me gustó mucho tu primer post, Ivan.

    ResponderEliminar
  4. “Hacía siete años se produjo ‘casualmente’ en el hospital de la ciudad de Teresa un complicado caso de enfermedad cerebral, a causa del cual llamaron con urgencia a consulta al director del hospital de Tomás. Pero el director tenía ‘casualmente’ ciática, no podía moverse y envió en su lugar a Tomás a aquel hospital local. En la ciudad había cinco hoteles, pero Tomás fue a parar ‘casualmente’ justo a aquél donde trabajaba Teresa. ‘Casualmente’ le sobró un poco de tiempo para ir al restaurante antes de la salida del tren. Teresa ‘casualmente’ estaba de servicio y ‘casualmente’ atendió la mesa de Tomás. Hizo falta que se produjeran seis casualidades para empujar a Tomás hacia Teresa, como si él mismo no tuviera ganas.
    Regresó a Bohemia por su causa. Una decisión tan trascendental se basaba en un amor tan casual que no habría existido si su jefe no hubiera tenido ciática hacía siete años. Y aquella mujer, aquella personificación de la casualidad absoluta yace ahora a su lado y respira profundamente mientras duerme”

    Me encantó lo que escribiste, principalmente la parte del azar y me hizo acordar a este fragmento del libro “la insoportable levedad del ser”.

    ResponderEliminar